Los pacientes con fibromialgia duermen menos y peor que las personas sanas, según un estudio

Las personas con fibromialgia tienen más dificultad para conciliar el sueño y dormir peor y menos en comparación con la población en general, de acuerdo con los resultados de una nueva revisión. Los investigadores llamaron a la atención de los médicos en el tratamiento de trastornos del sueño en pacientes con fibromialgia, ya que dormir mejor puede ayudar a mejorar los síntomas de la enfermedad.

El estudio, “Los trastornos del sueño en la fibromialgia: un meta-análisis de estudios de casos y controles”, publicado en el Journal of Psychosomatic Research, revisó varios estudios publicados anteriormente que informan la contribución de los trastornos del sueño en el desarrollo de la fibromialgia.

Los beneficios de una buena noche de sueño tienen un impacto positivo en la salud física y mental de todos. Sin embargo, según los investigadores, el mal sueño afecta a casi el 80 por ciento de los pacientes con fibromialgia, y los estudios han demostrado que una menor calidad del sueño es un factor de riesgo para la fibromialgia. De hecho, el sueño pobre está fuertemente asociado con la gravedad de los síntomas – mientras menos pacientes duermen, peor sus síntomas.

Sin embargo, los estudios clínicos con fármacos han demostrado que la mejora de la calidad del sueño puede reducir el dolor en los pacientes con fibromialgia.

Para entender las características de los trastornos del sueño y su efecto en los pacientes con fibromialgia, los investigadores revisaron 25 estudios de casos y controles con un total de 2.086 participantes y en los cuales el sueño se evaluó mediante polisomnografía (19 estudios) y el Índice de Calidad del Sueño de Pittsburgh (siete estudios) .

Los estudios que evaluaron el sueño con polisomnografía informaron diferencias significativas entre los pacientes con fibromialgia y los individuos sanos con respecto al tiempo de vigilia después del inicio del sueño, el tiempo total de sueño y la eficiencia del sueño, entre otros parámetros.

Los estudios que evaluaron el sueño con el índice de calidad del sueño de Pittsburgh informaron diferencias significativas en las puntuaciones globales, la latencia de inicio del sueño y la eficiencia del sueño entre los dos grupos de participantes.

Next Page

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *